Reclamar contra el cártel de camiones

 

¿Has comprado un camión de más de 6 toneladas de las marcas Man, Mercedes, Iveco, DAF, Volvo o Renault entre 1997 y 2004?, esto te va a interesar,  porque es posible que hayas sido víctima de un fraude por las cantidades pagadas de más en la compra de tu camión por el pacto de precios llevado a cabo por el llamado cártel de camiones.

El cártel de camiones ha sido una acción fraudulenta mediante la cual los principales fabricantes de camiones pactaron los precios de los vehículos que vendían en Europa. Es una forma de limitar la competencia y sobre todo de engañar al comprador de esos camiones que debía de pagar un sobreprecio cuando adquiría su vehículo. Es por esta razón, por pactar precios entres los fabricantes por lo que la Unión Europea les ha impuesto una multa de 3.000 millones de euros a las compañías, Man, Mercedes, Iveco, DAF, Volvo Y Renault.

Esta sanción se establece en la vulneración de las normas de la libre competencia y por  haber repercutido sobre el comprador de los camiones los costes de cumplir con las normas sobre las emisiones contaminantes, y a su vez por haber pactado el retraso de  la implantación de tecnologías anticontaminación.

¿Por qué se multa a los fabricantes de camiones?

Vivimos en una economía de mercado y una de las principales ventajas de este sistema es que las empresas compiten entre sí para ofrecer mejores servicios, productos y precios. Evidentemente esta competencia entre las empresas del mismo sector redunda en beneficio de los consumidores, que pueden elegir aquellos productos o servicios que mejor se adaptan a sus necesidades, gustos o capacidad económica.

No obstante, en algunas ocasiones distintas empresas, normalmente de un mismo sector o actividad, llegan a acuerdos entre ellas, para pactar precios, incluir condiciones o eliminar ventajas o servicios, de manera que se benefician en detrimento del consumidor. De esta manera consiguen una mayor retribución o ganancia y cierran el mercado a otros competidores o productos y limitan los beneficios para el consumidor.

Estas prácticas son ilegales por ir contra la libertad de mercado y como tal son perseguidas siendo sus actos sancionados por organismos públicos que vigilan que se respeten las normas de la libre competencia. Una vez impuesta la sanción a estas empresas, se abre la puerta para que los consumidores acudan a los tribunales para exigir una compensación por los daños y perjuicios que les han ocasionado estas prácticas. Que es el caso que nos ocupa del cartel de camiones, es más en este caso el daño al consumidor es claro, pues tuvo que pagar un sobreprecio por la compra de los vehículos.

 

¿Como saber si me afecta el cártel de camiones?

Lo primero es saber el modelo de camión y la fecha de compra, lo primero es comprobar si tu camión es de las marcas, MAN, Daimler-MercedesDAF,  IVECOVolvo o Renault que son las compañías que han reconocido los hechos, han sido multadas, y por tanto, a las que se puede reclamar. En el caso de  Scania,  de momento no hay certezas sino sospechas, así que si tú tienes uno de sus camiones, no ha reconocido los hechos pero se sigue investigando su participación y es posible que pudiera ser sancionada finalmente. 

El segundo dato a tener en cuenta es la fecha de adquisición del camión. Las actividades del cartel tuvieron lugar entre 1997 y 2011, a raíz de la información que facilitó la empresa MAN a las autoridades europeas. Así pues debemos de comprobar que efectivamente la compra del camión se produjo en estos años, si es así podemos reclamar.

La última consideración a valorar es el peso del camión, pues los afectados son aquellos con un peso superior a las seis toneladas. Tanto los de peso medio, entre las seis y las 16 toneladas, como los de tonelaje superior. Así que las compras de vehículos por debajo de ese pesaje no podrían reclamarse.

Si dispones de uno o más camiones que cumplan las características citadas tienes derecho a reclamar las cantidades pagadas de más en la compra de estos. Los cálculos de la Comisión Europea indican que los fabricantes condenados han incrementado el precio de los camiones entre un diez y un 40 por ciento. Una cuantía muy considerable debido al elevado coste de estas máquinas. 

No obstante para la reclamación de estas cantidades hay que darse prisa puesto que solo quedaría un mes para reclamarlas. La Comisión Europea ratificó este 6 de abril de 2017 la multa  y por tanto esta es la fecha a partir de la cual comienzan a contar los 365 días para hacer las reclamaciones, esto es hasta el 6 de abril de 2018 es el límite para reclamar.

¿Que tengo que hacer para reclamar?

Lo primero es no perder tiempo para impedir que venza el plazo, así que convendría buscar un abogado que nos asesorase, para de inicio plantear una demanda previa y en caso de negativa del fabricante de nuestro camión reclamar la cantidad y sus intereses en los juzgados. Se recomiendo acompañar un peritaje sobre las cantidades pagadas de más para dar mayor concreción y fuerza a la demanda.

En Mediavilla Fortes abogados podemos ayudarte con tu reclamación, no dejes pasar el tiempo.